"...Hay veces, que mi ser se cubre de oscuridad, y desearía escapar, muy lejos, a donde nadie me encuentre, y mi alma, pese al dolor, alcanza a guiar, si acaso, a mi mano izquierda..."

Like

lunes, 5 de agosto de 2013

DBZ La Batalla de los Dioses: Telenovelas y Doblaje.

O_o, Sí, yo también puse esa cara cuando redactaba el título, pero fue lo más corto que se me ocurrió, me explico a continuación.

Latinoamérica, y especialmente México, son reconocidos por sus telenovelas. Éstas, junto con noticieros, finales y "clásicos" de fútbol, "Reality Shows", y de un tiempo para acá, algunos cierres de temporada de seriales estadounidenses, tienden a acaparar los primeros lugares de raiting.

 
No apto para corazones de pollo.

¿Y qué tiene que ver eso con el Anime, y especialmente con Goku y sus amigos? Aparte de lo melodramático y lacrimógeno en ciertas ocasiones (como cuando mueren el Sr. Vitalis o Corazón Alegre en Remi u_u), Dragon Ball, One Piece, Samurai X, Saint Seiya, Sailor Moon, la propia Remi, casi todas las series de anime (y a decir verdad, casi todas las series, sean o no de Anime) que han tenido éxito en televisión, tienen la característica de ser relativamente extensas.

Mientras en Japón (y en Estados Unidos para otro tipo de series) hay series de entre 12 y 27 episodios únicamente, y cosechan éxito de moderado a grande (Neon Genesis Evangelion es el mejor ejemplo), en Latinoamérica el "costumbrismo telenovelero" dicta que las series a transmitirse deben tener un número mayor de episodios, pues mientras en otras regiones se transmiten cada semana, aquí se transmiten de lunes a viernes, como todas las "caricaturas para niños".

Si bien han existido excepciones, como Los Caballeros del Zodiaco, que se transmitieron una vez por semana en su primera emisión, o Tenkū no Escaflowne que pese a tener sólo 26 episodios fue doblada y transmitida... y cambiada de horario innumerables veces, al igual que Slayers, Slamdunk o Fly (¿En serio alguien vio el final de Fly (Dragon Quest)?).



Esto nos lleva al segundo punto; Doblaje. Como es lógico pensar, casi únicamente las series que se transmiten en TV son dobladas. En años recientes han llegado más series al menos subtituladas, por TV de paga y DVD, principalmente, y claro, muchos dirán que ahora con el internet es mucho más fácil acceder a muchas más series subtituladas o dobladas al castellano que de otra manera jamás hubieran cruzado el charco (sin contar la habitual pérdida por censura que ocurre en el doblaje latino), y es cierto, pero hay detalles.

Han quedado lejos aquellos años 90's en los que la generación de su servidor sufría por conseguir copias en VHS de regular calidad, muchas veces grabadas de TV, ahora podemos ver a través de internet series casi recién estrenadas en Japón, incluso se forman "grupos de traducción" para tener los subtítulos antes que las propias empresas comercializadoras. He participado en grupos de traducción de inglés a español, desconozco si los hay de japonés a español, pues usualmente hay que esperar antes a los de japonés a inglés. Esto lo remarco para hacer un pequeño paréntesis y señalar la crisis de doblaje en México.

Hasta hace algunos años, la gran mayoría del doblaje para Latinoamérica se hacía en México, pero  ahora se está disgregando a otras regiones (Chile, principalmente, en donde se dobló Garfield y sus Amigos desde finales de los 80's), y aunque esto podría ser positivo, no lo es tanto ya que se da por razones equivocadas, principalmente, el abaratamiento (menor pago por el mismo trabajo, para ponerle el nombre correcto a las cosas) de un oficio que había luchado por lograr el reconocimiento que merece. El ejemplo más triste podrían ser Los Simpsons, cuyo casting protagónico original, encabezado por el entrañable Humberto Vélez, hoy está fuera de la serie.


Ésta crisis fue evidente en la negativa del actor Mario Castañeda de interpretar nuevamente al personaje de Goku en Dragon Ball Kai, sus motivos fueron simples, no llegaron a un arreglo económico, o si me permiten parafrasearlo, simplemente no quería regalar su trabajo.

Se señalan varios culpables, ¿La crisis económica?, ¿La piratería?, ¿El Monstruo de Espagueti Volador?... No ese no... sin duda tienen su parte de culpa (la segunda bastante), pero por lo anterior, añadiría un modelo de transmisión (lunes a viernes) que tanto las empresas como el público en general, por "costumbrismo", no están muy dispuestos a cambiar. Muestra que las empresas son también culpables, se denota precisamente en el doblaje; la traducción directamente del japonés es escasa, por no decir nula, usualmente esperan a que una serie que ha sido doblada al inglés o al español peninsular, tenga éxito para entonces doblarla al español latino, es decir, asumen un riesgo realmente bajo. 

Dirán que así son los negocios, pero desde los mencionados 90's, en España y otros países de Europa doblaban Animes y traducían Mangas en gran cantidad, había fracasos, pero el balance general era positivo (Editorial Planeta y Editorial Norma no me dejarán mentir). Se podría hablar de la brecha lingüística entre el español y el japonés, siendo un idioma de escaso dominio en México, y si bien es mucho más fácil conseguir traductores de inglés, también es cierto que el número de estudiantes de japonés se ha incrementado en las últimas dos décadas, por el puro gusto (aceptémoslo otakus), aún sin requerirlo el mercado, el número de estudiantes (y especialmente, estudiantes avanzados) pueden aumentar de crearse la necesidad.

Así, sumados todos los factores anteriores, el Anime en  español latino parecía tener los días contados, pero pese a la crisis, pese a la piratería, pese a internet (y también por internet mismo) y pese al "costumbrismo telenovelero", en los meses anteriores se popularizaron demandas mediante estados y hashtags: queremos Dragon Ball Z La Batalla de los Dioses, y queremos las voces originales.

Aunque varias empresas "tantearon el terreno" y sus "buscapiés" encontraron respuesta, fue por fin Diamond Films quien tomó al toro por los cuernos y no sólo confirmó que traería DBZ La Batalla de los Dioses a Latinoamérica, sino que con la mayoría de las voces originales (hasta siento bonito al escribirlo ='D). 

Con todo lo anterior, queda demostrado que el público seguidor del Anime (al menos un amplio sector) no se conforma sólo con piratería o buscando ofertas en eBay y MercadoLibre, es un público que exige. ¿Será la punta de lanza y esto generará la confianza para traer directamente más producciones recientes?, ¿O será "llamarada de petate" y seguiremos languideciendo? Ello podría depender de la respuesta que encuentre la película ya una vez en cines, si bien muchos gustan de escuchar películas o series en su idioma original, ¿No les gustaría haber visto su película de Anime favorita en pantalla de cine y sin distraer la vista leyendo?, se vale soñar.


*Por cierto, el blog acaba de llegar a las 14,000 visitas, miles de millones de gracias a todos los que se han tomado el tiempo de entrar y leer.

Actualización: Sólo para recalcar: ¡Festejemos que Mario Castaleda doblará de nuevo a Goku!


Omoide & Dreams y sus colaboradores son sólo un grupo de entusiastas sin ánimo de lucro (de todos modos se aceptan donativos en metal y en especie... aunque sea un kilo de ayuda), no tienen acuerdos de algún tipo con ninguna empresa , las imágenes y videos son meramente ilustrativos y pertenecen a las respectivas marcas y/o a los sitios que originalmente las publicaron. [Consuma frutas y verduras, cuénteselo a quien más confianza le tenga].

2 comentarios:

  1. Muy buen articulo! Yo estoy completamente de acuerdo con lo que pones y me da mucho coraje cuando veo los doblajes como el de la kai en el que simplemente agarraron a gente que le salia mas barata en vez de los originales, no digo que no hagan bien su trabajo pero seamos sinceros, es algo pobre y lo peor es ver que muchas personas que no vivieron en la época ni cuenta se dan del cambio.

    Saludos y por cierto yo si vi dragon quest xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo nunca vi el final, las cambiaban de la tarde a la madrugada y luego a la mañana (de una semana para otra), era desesperante. ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar